LEY ORGANICA DE PROTECCIÓN DE DATOS

La legislación sobre Protección de Datos marca una serie de límites a la utilización de los datos personales. Esto afecta a todas las empresas de nuestro país, ya que en mayor o menor medida todas tratan o manejan datos de carácter personal de persones físicas (clientes, proveedores, empleados, colaboradores, accionistas…).

Todas las empresas deben adaptarse a la legislación teniendo en cuenta que deben conjugar por un lado los derechos que poseen los ciudadanos sobre el uso, tratamiento y destino de sus datos y por otro las medidas de tipo organizativas y técnicas que debemos establecer en nuestra organización para garantizar la seguridad de la información.

El cumplimiento de las obligaciones legales en materia de protección de datos es imprescindible, la LOPD establece unas sanciones económicas a los titulares de los ficheros y a los responsables del tratamiento de los datos, para los casos en que no se cumpla con la legislación sobre protección de datos, siendo estas sanciones las más elevadas de nuestro entorno europeo.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) organismo encargado de velar por el adecuado cumplimiento de la legislación vigente cuenta con un amplio cuerpo de inspectores que tienen la consideración de autoridad pública en el desempeño de sus funciones. Actúan de oficio o mediante denuncia de cualquier afectado y de no cumplirse con la legislación, imponen elevadas multas que pueden llegar hasta los 600.000 €.